jueves, 29 de enero de 2015

A quien...

Desde que tú no estás me siento vacía. Pero vacía porque siento que se ha ido la mitad de mi, que contigo se ha ido todo lo que un día fui.  

He intentado mirarme al espejo y encontrarme, encontrarme en unos ojos que me piden ahogados que vuelvas, que te quieren volver a ver. Y créeme que no lo consigo, no he vuelto a ser la misma.

Y ahora a quien voy a esperar enfadada porque llega tarde, a quien voy a intentar hacer reir.
A quien voy a darle los buenos días nada más despertarme.
A quien voy a querer más que a mi misma.
A quien voy a robarle un beso, y por qué no también el corazón.
A quien voy a pedir que no me quite la manta, que me toque el pelo, que me susurre que me quiere.

Cuando te decía que no podía vivir sin ti no mentía. Pero tampoco quería comprobar si era capaz. A menudo me pongo a ver nuestras fotos. Que forma tan tonta de destruirme, pero es la única forma de sentirte conmigo. Me dan ganas de romperlas, tirarlas y quemarlas para que no vuelva a haber rastro de ellas. Pero no serviría de nada porque están grabadas todas y cada una de ellas en mi cabeza, como tu sonrisa.

Quien me iba a decir a mi, que me acabaría enamorando de ella.
Que acabaría deseando verla al despertar.
Que acabaría queriendo besarla en cada momento, en cada segundo y en cada instante.
Que acabaría volviéndome loca porque la perdí.




No hay comentarios: